Blog Inbound Marketing, Uncategorized

¿Estás ofreciendo lo que tu posible cliente busca?

El Internet es un mar con aguas demasiado profundas como para no perderse fácilmente entre esa cantidad de información que existe.

Basta con buscar en Google alguna frase que empiece con el famoso “How to...” (en inglés) y se empiezan a desplegar automáticamente una serie de posibles complementos a la frase.

Hemos hablado en el pasado cómo en el enfoque del Inbound Marketing el punto es ser encontrado por el cliente cuando éste esté listo luego de analizar si le podemos proveer lo que busca.

Si nos enfocamos solamente en promover lo que vendemos sin ningún valor agregado, será bastante difícil destacarse entre el mar de información.

Por ejemplo, si lo que vendes son productos orgánicos, dale a tu prospecto información de valor sobre beneficios de usar los productos orgánicos, qué ganará él o ella por consumir productos orgánicos, cómo aporta al medio ambiente el usar productos orgánicos, etc, etc.

Lamentablemente, todos queremos resultados inmediatos, y algunos clientes a quienes he asesorado sobre el tema me han compartido su sensación de que hacer esto les llevará invertir tiempo y tener que esperar… Pero ojo, mientras más tarde empiezas más tarde verás los resultados. 

Después de todo, no significa que no puedas apoyarte en otras estrategias tradicionales como invertir en publicidad pagada mientras ves frutos de tus estrategias inbound.