Inmobiliario

De la afición a la profesión: Bienes Raíces

Una de mis facetas como profesional es el corretaje inmobiliario, faceta que llegó a mi vida de forma inesperada aunque de cierta forma estaba destinada a llegar.

Recuerdo que desde que tenía alrededor de 15 años me apasionaba leer los clasificados de los periódicos en el área de bienes inmuebles. Leía a detalle la descripción de los anuncios, algunos más escuetos que otros, pero me gustaba la idea de leerlos e imaginar cómo serían los espacios. Hubo un momento en que estaba ya familiarizada con la jerga que utilizaban…

Algunos años más tarde, surgió en la familia la oportunidad de buscar casa en venta, así que fue un proceso interesante de visitar proyectos y pedir cotizaciones, etc. Cabe resaltar que aunque era aficionada de leer anuncios y ver fotos, era completamente inexperta en el campo y cuando llegó el momento de decidir junto a mi mamá y a mi hermana en qué propiedad invertir lo hicimos más por una corazonada que por las razones que la mayoría de gente decide comprar una casa (aunque gracias a Dios años después descubrimos que el área había ganado plusvalía y a la larga, si algún día se vende esa casa, se recuperaría con ganancias la inversión).

Muchos años después, por necesidad, junto a una amiga nos lanzamos a la aventura de aplicar a una plaza para asesor inmobiliario freelance, oportunidad que nos dieron y que marca el inicio oficial de mi aventura inmobiliaria.

Aunque en esa primera oportunidad no duramos mucho tiempo, y mi amiga encontró un trabajo fijo, siempre estaré agradecida con esa persona y ese lugar porque fue la puerta de entrada hacia un mundo que conocía de forma empírica.

Fue en esa etapa en donde empecé a aprender sobre la importancia de conocer bien las características de una propiedad y los pormenores de aspectos como acabados, requisitos de renta / compra, cuotas de mantenimiento, requisitos bancarios para préstamos, etc.

También fue la oportunidad de afianzar mi inclinación hacia el servicio al cliente de calidad, esmerándome por ofrecer la mejor atención posible a cada prospecto.

Todo lo anterior lo terminé de reforzar durante mi experiencia trabajando junto a un viejo amigo del colegio, quien lleva muchos años en el mundo inmobiliario de Guatemala y a quien siempre estaré agradecida por haberme brindado la oportunidad de trabajar con él y aprender de él.

Eventualmente llegó el momento de independizarme, lo cual hice con Bonanza Bienes Raíces, y aunque todos los días son oportunidad para continuar aprendiendo, considero que hoy por hoy soy una persona capacitada para la labor de agente inmobiliario.

¿Tienes alguna afición que te gustaría perseguir de forma más comprometida? ¡Adelante! Hay nuevas oportunidades escondidas delante de nuestros ojos, solamente debemos saber buscarlas.

 

 

Blog Inbound Marketing

La publicidad nativa: la preferencia del consumidor de hoy

Estás viendo un vídeo muy interesante en Facebook cuando de repente te aparece algún mensaje que te anuncia que éste se interrumpirá unos segundos mientras ves publicidad… ¡Y mejor cierras el video!

Ese tipo de experiencias han sido constantes en el mundo offline (marketing tradicional que interrumpe), pero lamentablemente se replican también en el mundo online.

Sin embargo, ¿qué tanto este tipo de acciones benefician al consumidor?

Tomado de “El auge de la publicidad nativa y el declive de las suscripciones de los consumidores” de Hubspot.

Mimi An, de Hubspot, dice que cuando los clientes toman el control suceden cambios radicales, en el contexto de cómo los consumidores actualmente se están inclinando hacia la publicidad nativa en vez de la tradicional. Por eso, cada vez más, los clientes cierran videos o cancelan suscripciones: ellos están tomando el control. Ya no quieren ser interrumpidos. 

Por lo anterior, Hubspot nos sugiere que busquemos la forma de hacer que nuestros anuncios sean menos molestos, al usar formatos discretos como la publicidad nativa. Algunos ejemplos de estos son las listas de promocionadas de Amazon o los publirreportajes de BuzzFeed..

Al final, nos interesa no molestar a nuestros consumidores, ¿cierto? En especial, lo que debemos cuidar es que el contenido que compartamos con éstos sea de valor, que sea relevante.

En el próximo post revisaré algunos ejemplos puntuales de qué es publicidad nativa.

 

Referencias:

An, M. El auge de la publicidad nativa y el declive de las suscripciones de los consumidores, Hubspot, 2016.

Blog Inbound Marketing, Uncategorized

¿Estás ofreciendo lo que tu posible cliente busca?

El Internet es un mar con aguas demasiado profundas como para no perderse fácilmente entre esa cantidad de información que existe.

Basta con buscar en Google alguna frase que empiece con el famoso “How to...” (en inglés) y se empiezan a desplegar automáticamente una serie de posibles complementos a la frase.

Hemos hablado en el pasado cómo en el enfoque del Inbound Marketing el punto es ser encontrado por el cliente cuando éste esté listo luego de analizar si le podemos proveer lo que busca.

Si nos enfocamos solamente en promover lo que vendemos sin ningún valor agregado, será bastante difícil destacarse entre el mar de información.

Por ejemplo, si lo que vendes son productos orgánicos, dale a tu prospecto información de valor sobre beneficios de usar los productos orgánicos, qué ganará él o ella por consumir productos orgánicos, cómo aporta al medio ambiente el usar productos orgánicos, etc, etc.

Lamentablemente, todos queremos resultados inmediatos, y algunos clientes a quienes he asesorado sobre el tema me han compartido su sensación de que hacer esto les llevará invertir tiempo y tener que esperar… Pero ojo, mientras más tarde empiezas más tarde verás los resultados. 

Después de todo, no significa que no puedas apoyarte en otras estrategias tradicionales como invertir en publicidad pagada mientras ves frutos de tus estrategias inbound.